Compras de saldo

Compras de saldo para envíos SMS

¿Cómo funciona el saldo?

El saldo es una cantidad de € que tiene asignada cada cliente y/o distribuidor. En el caso de un cliente, le sirve para poder costearse sus envíos SMS, y en el caso de un distribuidor, le sirve para poder satisfacer las compras de saldo de sus propios clientes y/o distribuidores.

Tanto si eres un cliente como si eres un distribuidor, tu distribuidor superior te deberá configurar los precios por mensaje enviado a cada ruta y país que desees enviar. Solo podrás enviar mensajes a las rutas y países que tengas configurados.

Si eres un cliente, por cada mensaje que envíes a una ruta y país que tengas configurados, el portal te restará el saldo indicado en la configuración de rutas y países que te ha gestionado tu distribuidor superior.

Si eres un distribuidor, deberás configurar los precios para cada ruta y país que cada uno de tus clientes y/o distribuidores te haya solicitado. Evidentemente solo puedes configurar los precios de rutas y países que tú también tienes configurados, y a tus clientes y/o distribuidores les podrás asignar siempre un precio por mensaje de igual o superior valor al que tu tienes, por cada ruta y país configurado.

¿Donde está el beneficio de un distribuidor?

Para poder obtener un beneficio como distribuidor, podrás configurar dichos precios a un valor superior al que tu tienes si lo deseas. De ese modo, siempre que un cliente y/o distribuidor tuyo realice una nueva compra de saldo, el portal comparará los precios de tus rutas y países con los de tu cliente y/o distribuidor, y cuando encuentre la ruta y país en que la diferencia de precio sea la de menor beneficio para ti entre todas las que tengáis configuradas en común, calculará la cantidad de € máxima que a ti te costaría el hecho que tu cliente se gastara todo el importe de la compra de saldo, enviando los mensajes por dicha ruta.

Si aceptas la venta de saldo del cliente y/o distribuidor, la cantidad de € solicitada se le abonará en su cuenta, y en la tuya quedará bloqueada la cantidad de € calculada a partir de la ruta y país con menor beneficio para ti. Si por el contrario remites dicha venta, automáticamente esta venta quedará reasignada, y se generará otra compra de saldo, con la cantidad de € calculada anteriormente, hacia tu distribuidor superior. En el momento que sea aceptada, esa cantidad de € se abonará en tu cuenta pero estará bloqueada, y la cantidad de € de la venta reasignada se abonará en la cuenta de tu cliente y/o distribuidor.

A partir de aquí, parte del saldo que tienes bloqueado en tu cuenta porque lo has repartido entre tus clientes y/o distribuidores, se podrá ir desbloqueando poco a poco a tu favor en el momento que tus clientes y/o clientes de tus distribuidores efectúen envíos SMS. Por cada mensaje enviado de cada uno de ellos, en la cuenta de dichos clientes se descontará el precio del mensaje según su configuración de rutas y países, y en tu propia cuenta, de la cantidad de saldo bloqueado para ese cliente, se te descontará el precio de ese mensaje que tu tienes configurado, y en tu cuenta quedará desbloqueada a favor tuyo la diferencia de precio que tuvieras con tu cliente, para esa ruta y país determinado.

Compra de saldo

Tanto si eres un cliente como si eres un distribuidor, si deseas adquirir saldo debes realizar una compra de saldo con la cantidad de € que quieras solicitar, y inmediatamente tu distribuidor superior recibirá dicha compra y se encargará de gestionarla. En el momento que tu distribuidor superior acepte la venta de saldo, la cantidad de € solicitada será automáticamente abonada en tu cuenta.

Si eres un distribuidor, también recibirás las ventas de saldo que soliciten tus clientes y/o distribuidores, y podrás gestionarlas de la manera que prefieras.

Cancelar compra de saldo

Tanto si eres un cliente como si eres un distribuidor, si acabas de realizar una compra de saldo y te has equivocado en la cantidad solicitada, puedes cancelar dicha compra y realizar otra sin problema alguno.

Aceptar venta de saldo

Si eres un distribuidor, y prefieres utilizar el saldo acumulado en tu cuenta para satisfacer una venta de saldo, deberás aceptar dicha venta y si dispones de saldo suficiente para satisfacerla, la cantidad de € solicitada se abonará en la cuenta de tu cliente y/o distribuidor, y en tu cuenta quedará bloqueada la cantidad de € necesaria como máximo para cubrir esa venta. Si por el contrario no dispones del saldo necesario para cubrir la venta gestionada, dicha venta no podrá ser aceptada en ese momento, y verás un aviso en el portal, indicándote la cantidad de € que te faltan para poder aceptarla. En ese momento puedes optar por la opción más directa que seria remitir esa venta de saldo hacia tu distribuidor superior, o bien puedes realizar a parte una compra de saldo con la cantidad de € indicada en el aviso del portal, y cuando tu distribuidor superior la haya aceptado, ya tendrás el saldo suficiente como para aceptar la venta anterior.

Remitir venta de saldo

Si eres un distribuidor, y prefieres no gastar el saldo acumulado en tu cuenta para satisfacer una venta de saldo, deberás remitir dicha venta que pasará a estar como reasignada, y automáticamente se generará otra compra de saldo hacia tu distribuidor superior, con la cantidad de € necesaria como máximo para cubrir la venta de saldo de tu cliente y/o distribuidor. Cuando esta compra sea aceptada, la cantidad de € que has solicitado a tu distribuidor superior será abonada en tu cuenta y quedará bloqueada, y la cantidad de € de la venta de saldo reasignada será abonada en la cuenta de tu cliente y/o distribuidor.

Rechazar venta de saldo

Si eres un distribuidor, también tienes la opción de rechazar cualquier venta de saldo de tus clientes y/o distribuidores, quedando así anulada dicha venta.

Facturación

La modalidad de facturación es prepago, es decir, que para obtener saldo y poder realizar envíos en el caso de un cliente, o poder repartirlo entre tus clientes en el caso de un distribuidor, deberás realizar una compra de saldo por la cantidad de € deseada.

Tras realizar la compra, recibirás la factura por el importe de la compra de saldo y tan pronto tengamos confirmación del pago, añadiremos el saldo a tu cuenta.

Puedes efectuar nuevas compras de saldo en cualquier momento.

Si necesitas recuperar cualquier factura que te enviamos hace tiempo, puedes acceder al apartado de facturación de tu cuenta donde encontrarás un listado de todas tus facturas emitidas, pudiendo filtrar por fecha, tipo y estado de las mismas. De este modo podrás descargar de nuevo todas las facturas que necesites.

Balance de saldo

Desde el apartado de Balance de saldo, podrás llevar un control total del saldo de tu cuenta. En esta sección aparecerá un listado de todas las variaciones de tu saldo en las fechas escogidas, donde tendrás reflejadas todas tus compras de saldo, los consumos de saldo por realizar envíos SMS en caso que seas un cliente, o las asignaciones de saldo que realices a tus clientes en caso que seas un distribuidor.

Alertas de saldo

Alerta de saldo mínimo

Tanto si eres un cliente como si eres un distribuidor, tu distribuidor superior podrá configurar en tu cuenta si así lo deseas, una alerta de saldo mínimo. De este modo, si el saldo de tu cuenta en cualquier momento esta por debajo de la cantidad de € configurada en la alerta de saldo mínimo, se te enviará un correo electrónico informando de esto, y te aparecerá un aviso en el portal.

Alerta de sin saldo

Tanto si eres un cliente como si eres un distribuidor, si el saldo de tu cuenta en cualquier momento está agotado, se te enviará un correo electrónico informando de esto, y te aparecerá un aviso en el portal.